Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación y para poder ejecutar las órdenes de compra de los productos y servicios que se ofertan en nuestra página web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso (más información).

Blog

Llevamos las impresoras 3D del taller al quirófano

Publicado el 05/09/2018

Lejos han quedado los días en los que se hablaba de transplantes de organos impresos en los medios de comunicación. Se dijo mucho y se tergiversó más de lo que a las empresas de impresión 3D nos habría gustado. La prensa consiguió dar a conocer la impresión 3D pero también llegó a confundir a la sociedad.

Ha pasado el tiempo y lo que hace 5 años eran promesas algunas se han convertido en realidad y otras en mitos. Veamos hasta donde podemos llegar con la impresión 3D en 2018.

Ortoprótesis reales y funcionales

No hablamos de ninguna novedad. Hemos oído ya infinidad de veces que se pueden imprimir órtesis con impresoras 3D de sobremesa. La labor de “Enable the future” es una referencia en el ámbito maker. Comparten los diseños, los casos y empoderan a asociaciones y fundaciones a colaborar de forma altruista. En los últimos años la calidad y funcionalidades de estas órtesis a evolucionado a niveles muy interesantes y no solo eso, en la actualidad centros de formación profesional como UGLE (Urola Garaiko Lanbide Eskola, Guipuzcoa) llevan años formando a alumnos en el diseño y fabricación de ortoprótesis para pacientes. Ahora no solo hay impresoras 3D en centros médicos sino que los profesionales son expertos en estas tecnologías. 

UGLE forma a alumnos y profesionales del sector médico en el uso de nuevas tecnologías.

Herramientas de comunicación y práctica entre cirujanos y médicos

No siempre tenemos que pensar en implantar una pieza impresa en un ser humano. Aplicaciones más sencillas pero revolucionarias ayudan a que los profesionales hagan mejor su trabajo. Poder digitalizar la zona afectada de un paciente y verlo en 3D ya es un gran avance, ya que las tomografías ofrecen una visión en secciones del paciente y un diseño en 3D de la imagen completa desde todos los puntos de vista. 

Esta es la forma en la que ven los médicos un tac. La ventaja de tener lo digitalizado en físico y en 3d en las manos es enorme. 

Además de poder tener la imagen en 3D, la impresión nos permite tenerlo en nuestras manos, tocar, señalar e incluso practicar las intervenciones. No solo se usan las digitalizaciones impresas para poder tener la misma visión entre todas las personas participantes en una intervención, sino que, además, pueden utilizar sus herramientas para cortar y pulir el objeto impreso como si fueran huesos reales. Durante un año de asesoría ofrecido por Tumaker al Hospital de Cruces en Barakaldo, Vizcaya, se pudo observar como esta tecnología ayuda a diferentes departamentos del hospital. En este artículo realizado en noviembre del año pasado se muestran perfectamente las ventajas que ofrece esta tecnología y sus aplicaciones. 

Corazones de plástico
Bizkaia innova con la primera impresora 3D clínica, que permite reproducir los órganos exactos de un paciente para…www.elcorreo.com

Investigar y probar de forma ágil

En muchos casos las aplicaciones no se ven en el día a día. Muchos de los profesionales que trabajan para mejorar nuestra salud lo hacen de puertas para adentro, donde invierten horas, dias y años a investigar en conocimiento y en explorar nuevas tecnologías. Son investigaciones no tan conocidas como la del Hospital Donostia sobre colapsos pulmonares (aquí tenéis un post más en detalle) donde actualizaron fórmulas utilizadas para decidir el tratamiento del paciente. Las fórmulas usadas hasta ahora fueron calculadas de forma aproximada, pero ahora pudiendo tener modelos de geometrías y volúmenes reales consiguen disminuir el porcentaje de error de forma espectacular. 

Implantes impresos, una realidad desde 2014

La impresión 3d en metal ha revolucionado la medicina. Ahora podemos crear implantes de titanio y materiales homologados en medicina a medida, sin necesidad de utilizar piezas estandarizadas. Esto permite poder intervenir a pacientes con problemas más delicados como operaciones de espina dorsal. Una complicada operación que ya ha sido realizada en Australia, India y China, siendo este último el primer país en llevar a cabo este tipo de intervención. 

Y del metal damos otro gran salto a la impresión de prótesis degradables por material biológico. El caso de esta tíbia es de lo más representativo. Se imprime una réplica del hueso y posteriormente el propio material óseo del paciente crece hasta sustituir el implante. De esta manera se evita tener que volver a intervenir para retirar el implante impreso. 

¿Y qué es de los órganos impresos? ¿Existen?

Las noticias sobre impresión de órganos aparecieron a mansalva en todos los medios de comunicación en nuestro país y en el extranjero. Hay que dejar claro que aunque se ha llegado a imprimir material biológico, los órganos que han salido en prensa no son funcionales ni implantables. Cierto es que se está investigando en esta dirección y que el objetivo es llegar a eliminar las listas de espera para recibir un órgano para los trasplantes, pero queda algo lejos aun el día en que esto sea una realidad. 

De todos modos no está lejos esta realidad ya que se han realizado pruebas de implantación de vasos sanguíneos a monos y el desarrollo y la mejora de bio-impresoras está en aumento. Para los interesados, IIS Biocruces-Bizkaia ha organizado un evento el 12 de septiembre en el Hospital Universitario de Cruces. Está principalmente enfocado a profesionales de la medicina y el objetivo es dar a conocer diferentes casos de éxito dentro de los Hospitales de Bizkaia de Osakidetza, así como realizar un encuentro con empresas. Allí se mostrarán los avances y las capacidades de la industria vasca en el sector. Entre los principales temas se encuentran la implementación de la impresión 3D en el Hospital de Cruces y las aplicaciones de la impresión 3D en cirugía maxilofacial, órtesis personalizadas, traumatología, rizartrosis, cirugía ortopédica, distonía mandibular y minectomía con asa de diatermia.

Tan solo es cuestión de tiempo que podamos solucionar muchos de los problemas médicos a base de impresión 3D. 

Escribe un comentario

Para comentar debes estar logueado. Si no eres usuario aún regístrate aquí.

0 Comentarios